Hacer crecer un negocio es fácil si sabes cómo

081

2018 va a ser el año de las nuevas empresas. Va a ser el año en el que muchos emprendedores van a poner en marcha sus negocios y van a iniciar su apasionante camino hacia el éxito. Probablemente te estarás preguntando algo como “y esta información, ¿de dónde sale?”.

Es cierto que no hay un estudio que lo demuestre. No existen estadísticas que hagan predicciones en este sentido. Realizo la afirmación únicamente en base a mi intuición. He comenzado el año con dos proyectos que tienen que ver con el emprendimiento. Por un lado, tengo la suerte de estar contribuyendo al desarrollo del plan de negocio de un grupo de 20 emprendedores en Guadalajara y, por otro, sale publicado en unos días el libro “IMPULSA aún más TU NEGOCIO DE COACHING”, una edición actualizada, ampliada y mejorada de un libro que ya escribí hace 7 años con el objetivo de guiar a los emprendedores del mundo del coaching y servicios afines de desarrollo personal y profesional.

A lo largo de los años he tenido la oportunidad de trabajar con muchos emprendedores en la puesta en marcha de sus negocios, sobre todo configurando el área de ventas y las políticas comerciales. En un gran número de ocasiones me he encontrado con una realidad perversa en el emprendimiento: “el emprendedor suele saber mucho de la actividad a la que quiere dedicarse pero suele presentar carencias (a veces importantes) en lo que implica crear, impulsar y consolidar un negocio”. Y esto, la verdad es que me preocupa.

La gestión es una asignatura pendiente. Ya sé que esto es un clásico, pero lo dramático es que cometer errores en la parte de gestión puede dar al traste con muy buenas ideas. Es más, hay ocasiones en las que ideas menos buenas han salido adelante por un dominio de las áreas de marketing y negocio. No se puede conseguir lanzar un negocio próspero si no se tiene el control sobre ambos pilares: el técnico y el empresarial. Así de claro. Para mi es triste ver como algunas personas se lanzan a la aventura empresarial sin manejar los hilos de la cometa. Ilusión, esfuerzo e inversión peligrando por “no tener el control”.

Ahora las buenas noticias. Conocer los pilares básicos del lanzamiento y crecimiento de un negocio rentable es perfectamente factible. Como todo, se aprende. Únicamente hay que dedicarle algo de esfuerzo, intención y pasión. Al fin y al cabo es una parte esencial para ese negocio que, como emprendedores, deseamos que funcione. La trilogía del éxito es: saber, poder y querer.

Cuestiones como la identificación del cliente ideal, la segmentación, la definición de la marca y la identidad corporativa, la prospección de mercado, el marketing y posicionamiento, las estrategias web, la venta, la negociación, la planificación y control económico o la gestión de recursos humanos forman parte de la vida de un negocio desde el nacimiento. Es necesario aprenderlas, al menos a un nivel aceptable.

Por otra parte, el emprendedor ha de disponer de los recursos necesarios para poner en funcionamiento la maquinaria. Cuando hablo de recursos me refiero a recursos materiales y económicos, pero también a recursos mentales y emocionales. Un negocio conlleva tensión y toma de decisiones y esas cuestiones es necesario gestionarlas.

Un negocio necesita también motivación. Querer que salga adelante es la clave. Esto suele estar presente en los casos que conozco, aunque no es suficiente por sí solo.

Y esto es así en todos los sectores de actividad. También en el del coaching y los servicios de desarrollo personal y profesional (terapeutas, fisioterapeutas, formadores, mentores, practitioners en pnl, …). Sectores todos ellos en auge, con grandes expertos en las distintas disciplinas pero que necesitan apoyo en el apartado empresarial y de gestión de negocio. Es por ello por lo que he decidido publicar “IMPULSA aún más TU NEGOCIO DE COACHING”, como una guía que ponga fácil los temas comerciales y empresariales a los emprendedores de este sector, acompañándoles en el proceso de creación de negocio si se trata de una nueva actividad o en el impulso del negocio actual si ya está funcionando. Conceptos, recetas y consejos que te ayudarán a crear “un negocio rentable que funciona sin ti”. A por ello!

Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.